El museo

Una inmersión en el universo del chocolate.

En su visita a Choco-Story, aprenderá cómo los mayas y después los aztecas cultivaban el árbol del cacao, cómo el haba de cacao conquistó Europa y también cómo la semilla de cacao se transforma en chocolate.
Un maestro chocolatero elaborará pralines ante sus ojos. La visita incluye, por supuesto, degustaciones así como un punto de venta que hará las delicias de los más golosos. Audioguía en español incluida.

 

Tarifas 2020

Audioguía, Demostración con nuestro chocolatero y degustaciones incluidas en el precio de entrada.

 

Individual - Reservar

Adultos : € 9.50
Estudiantes, personas mayores : € 8.50
Niños (12 - 26) : € 8.50
Niños (6-12) : € 6.50
Niños menores de 6 años acompañados de sus padres: gratuito

 

Realidad virtual

5€. Film de 15 minutos.

 

Grupos (a partir de 15 personas)

Adultos / estudiantes / personas mayores : € 8
0 - 26 años : € 5.50

> Descubra las diferentes fórmulas

 

Guía (únicamente previa reserva, max 20 pers / guía)

  • Museo + demostratión : € 90 (1H30 ; 1 guía para 20 personas)

  • Museo + visita a la ciudad sobre el tema del chocolate : € 170 (3H 1 guía para 20 personas)

Talleres (únicamente previa reserva) - Reservar

Taller tableta : 2H30  ; 30€ / personas (entrada al museo incluida)
Taller praline : 3H30  ; 45€ / personas (entrada al museo incluida)
Demostratión privada : 45 minutos. Con reserva, solo para grupos 9€ / personas (entrada al museo no incluida)
Taller cerveza y chocolate : 3H; Bajo demanda (entrada al museo incluida)

 

Otro

El Museo también puede, bajo ciertas condiciones, ser accesible fuera del horario de apertura.

La Brussels Card le ofrece acceso gratuito durante 24, 48 o 72 horas a más de 30 museos, libre acceso a la red de transporte público y descuentos excepcionales en boutiques de diseñadores, tiendas, exposiciones, restaurantes y atracciones de la ciudad.

www.brusselscard.be

> Información y reserva:info@choco-story-brussels.be o +32 (0)2 514.20.48 o +32 (0)488 29.15.44

 

 

 

 

Demostración

Todos los días, el chocolatero de Choco-Story Brussels trabaja ante la atenta mirada de los visitantes. Explica cómo se elabora artesanalmente el famoso praline belga y revela los secretos de su arte.

Estas demostraciones tienen lugar de forma continua, durante todo el día dentro del horario de apertura del Museo.

La demostración termina con la degustación de una de las creaciones del maestro chocolatero del Museo Choco-Story Brussels.

 

Fabricación

 

Cacayoer

Árbol de cacao

 

 1. Las mazorcas y las habas

El fruto del árbol del cacao es la mazorca. De forma ovoide, la mazorca mide unos 10-25 cm de largo y 15 cm de ancho y puede pesar hasta 750 gramos.

En su interior se encuentran las habas de cacao, recubiertas de pulpa. Cada fruto contiene unas cuarenta habas.

 

Cabosse

Mazorca

Fèves

Habas

 

 

 

 

2. La fermentación

Las habas se amontonan en el suelo o se ponen en cajas, y se cubren con hojas de plátano. La fermentación dura entre dos y seis días. Durante este tiempo, se da la vuelta a las habas con regularidad para igualar su fermentación. De este modo, las habas, desprendiéndose de la pulpa, adquieren su color y sabor específicos.
 

Fermentation

 

 

3. El secado

Los granos deben secarse antes de poder ser expedidos. Se extienden y se exponen al sol durante dos semanas. En esta etapa, también se les da la vuelta con regularidad.
 

Sechage

 

Sechage

 

Sechage

 

 

4. Selección y limpieza

Esta etapa consiste en comprobar la buena calidad de las habas de cacao. Tras seleccionar rigurosamente las habas de buena calidad, se someten a una última comprobación.
 

Selection

 

5. La torrefacción

Las habas se calientan a una temperatura de entre 120º y 130ºC durante 15-35 minutos. Durante la torrefacción, las habas pierden entre un 5 y un 15% de su peso inicial. La torrefacción potencia su sabor.
 

Torrefaction

 

6. De la semilla a la pasta de cacao

Una vez terminada la torrefacción, las habas de cacao se colocan en una trituradora. Esta operación permite separar los granos de su cascara.
A continuación, las habas procedentes de diferentes zonas de plantación, se mezclan para obtener el sabor deseado. Tras efectuar todas estas transformaciones, las habas se someten a un nuevo control y se muelen hasta obtener una pasta compacta.
 

Concasseur

 

7. De la pasta de cacao al consumo

Para obtener chocolate, a la pasta de cacao se le añade manteca de cacao, además de la que contienen las habas de forma natural. Eso es lo que hace que el chocolate se pueda romper y fundir, características del buen chocolate.

La técnica del conchado consiste en amasar la pasta durante varias horas. Cuanto más tiempo se amase, mayor será su finura y untuosidad y menor el amargor presente en la pasta de cacao.
 

Conchage


 

8. Los diferentes tipos de chocolate

Chocolat noir

- El chocolate negro: Se compone de un mínimo de 45% de pasta de cacao, manteca de cacao, azúcar, lecitina de soja y aroma (generalmente vainilla).

Chocolat au lait

- El chocolate con leche: Se compone de un mínimo de 35% de pasta de cacao, manteca de cacao, leche, azúcar, lecitina de soja y aroma (generalmente vainilla).

Chocolat blanc

- El chocolate blanco: El chocolate blanco se compone de manteca de cacao, leche, azúcar, lecitina de soja y aromas (generalmente vainilla).

 

 

 

Pralines

9. LA FABRICACIÓN DE PRALINES

El moldeado: Consiste en verter chocolate fundido en un molde, después vaciarlo. A continuación, hay que dejarlo enfriar y endurecer para poder rellenarlo con la ganache y añadir una nueva capa de chocolate líquido, para cerrar el praline. Una vez endurecido de nuevo, los pralines se desmoldan y se les da la vuelta.

La cobertura: El ganache solido y cortado a medida se sumergen en un baño de chocolate líquido donde pasan bajo una “cortina” de chocolate.


Pralines

 

10. La Temperatura

La temperatura juega un papel muy importante en la elaboración de los pralines.
Para trabajar el chocolate negro, se precisa una temperatura de 31-32 ºC.
Para trabajar el chocolate con leche, se precisa una temperatura de 30ºC.
Para trabajar el chocolate blanco, se precisa una temperatura de 28ºC.


Chocolat noir
La Conservación: Como cualquier otro producto alimenticio, el chocolate tiene una vida limitada. El chocolate negro puede conservarse hasta 1 año, mientras que el chocolate blanco puede conservarse durante 6 meses.
El chocolate debe conservarse a una temperatura de entre 15º y 18ºC, en un lugar seco.
 

Historia

 

Los mayas

 

El árbol del cacao crece en estado silvestre en la parte noroccidental de la cuenca amazónica. Los olmecas fueron los primeros en cultivar el cacao hace más de 2.000 años a. C. Los mayas continuaron esta tradición.

Por aquel entonces, el cacao era un brebaje ritual denominado “xocoatl” (=agua amarga) compuesto por habas de cacao tostadas y molidas, mezcladas con agua y especias (pimiento, pimienta y flores). En aquella época, el haba de cacao también se utilizaba como moneda.

Los mayas

Los aztecas

 

Los aztecas

En el siglo XIV, los aztecas invadieron los territorios mayas y se hicieron con su economía. La importancia del cacao se mantuvo e incluso se reforzó.

Los mayas y los aztecas utilizaban especialmente la manteca de cacao para cicatrizar las grietas y las quemaduras, para calmar los ardores del sol, para curar el hígado y los pulmones y también como remedio contra las mordeduras de serpiente.

 

 

España

Cuando Cristóbal Colón descubrió américa, también descubrió el cacao pero no encontró en él ningún interés.

Así, la bebida amarga a base de cacao no fue descubierta hasta 1519, cuando Hernán Cortés y sus tropas llegaron a las costas mexicanas. Muy pronto, Cortés supo valorar el beneficio que suponía para España intensificar el cultivo del cacao.

En 1528, Cortés llevó a España el cacao así como los ingredientes necesarios para la fabricación del chocolate. Hacia finales del siglo XVI, el cacao se puso realmente de moda, tras sufrir algunas transformaciones, como la adición de azúcar en lugar del chile, para adaptar la receta al gusto europeo.

​​​​​

Cortes y Moctezuma

 Ana de Austria

 

Francia

Los judíos expulsados de España y Portugal y refugiados en la región de Bayona introdujeron el chocolate en Francia.

Más tarde, dos bodas reales jugaron un importante papel en la historia del chocolate en Francia. Se trata del enlace de Ana de Austria con Luis XIII en 1615 y del de María Teresa de Austria con Luis XIV, en 1660. Ambas, esposas de reyes de Francia y españolas de nacimiento, bebían chocolate durante el día.
 

 

Bélgica

En el Gante de 1635 encontramos la primera prueba de la compra de chocolate por parte del abad Baudeloo.

A finales del siglo XVII, un tal Emmanuel Soares de Rinero obtuvo la autorización de elaborar chocolate en Brabante. En el siglo XVIII, surgieron varios centros de producción en todas las grandes ciudades del país. A finales del siglo XVIII, el chocolate se utilizaba también en la cocina para la realización de postres. En el siglo XIX, gracias a la industrialización, el precio del chocolate bajó y se generalizó su uso en la cocina.

El chocolate belga goza de una merecida reputación, debido a que se compone de 100% de manteca de cacao y a la calidad de los diversos ingredientes.

.

Maneken Pis

Jean Neuhaus

 

Bruselas

En 1912, en Bruselas, Jean Neuhaus, inventó el primer bombón relleno de chocolate. Le dio el nombre de “Praline”.

Algunos años más tarde, su esposa inventó el “Ballotin”, la caja que permite embalar los pralines con delicadeza. Hoy, en la ciudad de Bruselas, hay más de cuarenta chocolateros.

 

 

 

Suiza

1802: el suizo François-Louis Cailler crea una técnica que permite solidificar el chocolate. ¡Nace la tableta de chocolate!
1875: los suizos Daniel Peter y Henri Nestlé inventan el chocolate con leche.

Rudolphe Lindt inventa el conchado que permite afinar el sabor del chocolate.

 

Nestle